Una conversación entre ellos y nosotros

Mis publicaciones seguían todas un único sentido: el de conocer a personas culturalmente diversas, para así tender puentes entre dos mundos en proceso de fusión online. Es un camino que podemos emprender el conjunto global, hiperconectado y en constante diálogo, para al fin poder decir que contamos con Ellos entre nosotros.

Este objetivo queda justificado por una razón, y es que el debate sobre la inmigración y la integración social de musulmanes es un punto muy delicado en la política occidental. Esto se denota en la focalización mediática sobre choques culturales, como lo fue en su momento el debate sobre la prenda islámica burkini que, aunque pareciese una nimiedad absurda, desveló los miedos radicales de la sociedad francesa con respecto a su identidad cultural y su seguridad nacional desde los ataques sufridos en Paris y Niza.

Así pues, una de las soluciones propuestas para apaciguar la tensión del ambiente europeo es que los nativos digitales usemos las herramientas con las que crecimos como mejor sabemos hacerlo: de esta idea surge el tender puentes a la conversación online. Pero primero, debemos hacernos cargo de como conocer a nuestros contemporáneos del mundo musulmán. De aquí que Conocimiento sobre un nuevo horizonte cultural El mundo islámico entre ‘likes’ y ‘retweets’ den unas cuantas pistas para empezar a conocer aquello en lo que nos diferenciamos de la comunidad digital musulmana, pero sin olvidar que compartimos un mismo espacio para la expresión y para la interacción que no funciona sin respeto mutuo y apertura crítica hacia el otro.

Además, resulta importante valorizar moralmente a aquellos personajes públicos que se encuentran en el frente de batalla contra la intolerancia y la discriminación, junto con sus errores y sus aciertos. Por ello, he mencionado a la figura de Angela Merkel, porque uno de los puntos principales de su gobierno ha sido lidiar con el mayor flujo de inmigración de refugiados que el mundo haya visto desde la Segunda Guerra Mundial.

Por último pero no menos importante, era importante recalcar que estos últimos años se han caracterizado por el impacto que los medios sociales han tenido sobre cómo se hace política y sobre las tendencias culturales. He aquí, pues, lo que Shelina Janmohamed quería resaltar en su libro Generation M publicado este año: el mundo islámico no se ha quedado atrás en el deseo de expresarse online. Actualmente, podemos hablar de una plataforma formalizada en una cultura digital, por la cual musulmanes nativos digitales nos abren la puerta hacia sus vidas, sus preocupaciones, sus pasiones y sus anhelos.

Pienso que, con esta abundancia de medios e información, no podemos permitirnos repetir excusas superficiales y seguir por el camino de la separación. No perdemos identidad por aceptar la de otro. No perdemos libertad por afirmar la del otro. No perdemos, sino que sólo ganamos en lo que más importa: construir un mundo caracterizado por mantener conversaciones sobre lo que verdaderamente importa entre personas, cada una con un nombre y miles de historias.

Irene Guerrero Menoscal.

Anuncios

1 Comment

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s