El mundo islámico entre ‘likes’ y ‘retweets’

Siguiendo de cerca lo que mi compañero, Eduardo Jiménez, contó sobre el tratamiento de los sucesos terroristas en medios y su impacto negativo en las redes, decidí que el enfoque que adoptaría para esta entrada iría más en la línea de lo que se habla sobre la religión islámica en los medios sociales. Aunque nuestros News Feeds Timelines indiquen en su mayoría discusiones sobre recientes atentados y la situación en el Medio Oriente, cabe recalcar que redes como Facebook o Twitter no se dedican a hablar exclusivamente sobre terrorismo o islamofobia cuando se trata del Islam.

“El impacto de Facebook y Twitter al cambiar naciones enteras puede verse en las protestas de la Primavera Árabe que fueron ampliamente dependientes de los medios sociales como medios para comunicar y elevar el deseo de las personas que luego derrocaron a los dictadores de los países. Lo mismo puede decirse de la relación entre el Islam y los medios sociales.” (Suzy Ismail, autora y profesora en la Universidad DeVry, en Impact of Media and Social Media on Islam and Muslims)

Desde los levantamientos de la Primavera Árabe hasta el surgimiento rápido de hijabi bloggers dentro de las influencers modistas, las redes sociales han permitido una nueva percepción del mundo islámico. Esta se traduce en dos puntos de vistas en vías de renovación: tanto la de los mismos musulmanes entre sí como la que tenemos el resto desde afuera los que no llegamos a conocer alguno en nuestra vida offline.

Por sobre todo, lo que han permitido las redes sociales es accesibilidad a información proveniente desde los mismos musulmanes, lo cual resulta en un juego de cara o cruz.

Por una parte, puedes toparte con páginas de Facebook tan amigables y sencillas como lo es Hadith of the Daycuyo contenido oscila entre lo confesional y lo inspirador. O bien (y si tienes buena suerte) puede que te encuentres el vídeo Happpy British Muslims.

captura-de-pantalla-2016-10-21-a-las-12-42-50

Por otro lado y ya en el lado más controversial, encuentras piezas polémicas de estudiosos musulmanes, como lo fueron en su día las palabras del clérigo Ismail ibn Musa Menk.

Musulmanes frente al lente mediático

Desde los ataques del 9/11, los musulmanes son un tópico mediático de gran cobertura global. Este fenómeno se ha exacerbado con las guerras del Medio Oriente, en las cuales un principal contrincante es el auto proclamado Estado Islámico.

Como suele suceder, las perspectivas que ofrecen los medios tradicionales se traducen en el debate de las redes sociales, donde varias voces, entre ellas muchas musulmanas, se han alzado a favor y en contra de la representación del Islam en el ámbito comunicativo.

Una de las respuestas ante la reducción del Islam a grupos fundamentalistas y violentos, fue la campaña #NotInMyName, en la cual se intenta hacer frente a la narrativa anti-islámica generalizada por medio de voces musulmanas.

Esta, a su vez, provocó reacciones positivas y negativas. Una de ellas fue el meme satírico de musulmanes “disculpándose” por los aportes culturales de la cultura al mundo actual. Así se creo el hashtag #MuslimApologies.

Hay que recordar un aspecto importante concerniente a las religiones y la insistencia humana en ellas:

“Musulmanes verdaderos, como verdaderos cristianos, siguen sinceramente el camino de la divinidad para adquirir unión amorosa con Dios; por ello, grupos asesinos y crueles como el ISIS, los Talibanos, y los Abu Sayyafs no son verdaderos musulmanes sino desviaciones y aberraciones del Islam.” (Dr. Belinda F. Espiritu, profesora en la Universidad de Filipinas Cebu, en Islamophobia and the “Negative Media Portrayal of Muslims”

Conversaciones, entre otros puentes culturales

Pero los medios sociales no son únicamente plataforma de debate, sino también de diálogos, como por ejemplo el interreligioso.

Previo al aniversario del 9/11 en el 2015, Fatima Shendy subió a Facebook un vídeo titulado “Las torres gemelas: una perspectiva musulmana” en el que hablaba frente a un pequeño público en su Universidad y frente a todo el ciberespacio sobre cómo es crecer en los Estados Unidos cuando terroristas han deformado la perspectiva social de tu religión.

Este tipo de divulgación no necesariamente incita a debates, sino a conocer la perspectiva de una cultura que empieza a formar parte del día a día conversacional en los medios sociales y que reclama una voz tan fuerte como la de cualquiera.

“La palabra Qur’an significa ‘leer’. Aun así, para muchos que no somos musulmanes, permanecemos notablemente ignorantes (quizá por voluntad) a sus contenidos. No leemos el Qur’an. Asumimos nuestro conocimiento sobre la religión de los medios. (…)

Twitter se volvió mi plataforma ideal para no solo realzar el crecimiento de la islamofobia en Gran Bretaña, sino también para seguir a musulmanes y aprender sobre su religión.” (Steve Rose, en How Social Media Taught Me More About Islam)

 

Irene Guerrero Menoscal.

Anuncios

2 Comments

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s